C.A.B.B. - Comunicado de Prensa

COLEGIO DE ABOGADOS Y PROCURADORES DEL DEPARTAMENTO JUDICIAL BAHIA BLANCA En estos días hemos vivido en la ciudad un hecho lamentable que nos lleva a reclamar más seguridad. Frente a la tragedia irremediable y las diversas manifestaciones públicas que pretenden endilgar a la conducta de los jueces el problema de la inseguridad, debemos señalar que estamos equivocando el diagnóstico y el camino hacia la ansiada seguridad de la población. Los jueces son responsables de la aplicación de las leyes vigentes y de respetar la Constitución Nacional incluidos todos los pactos internacionales para todos los habitantes de este suelo. A su vez actúan luego de cometerse un delito y sólo para castigar con todo el peso de la ley, a quien se demuestre que es culpable, no más. La ley es el marco dentro del cual los Magistrados pueden hacer, ir más allá ya sea para encarcelar o liberar, constituiría una inadmisible tiranía de los jueces que con discrecionalidad podrían decidir sobre la vida y la libertad de las personas, cosa que no les esta permitido. Las conductas de los jueces son públicas y deben ser juzgadas por las Instituciones que la Constitución crea para ello, también con las garantías del debido proceso. El Poder Judicial tiene innumerables falencias que cotidianamente son señaladas por los Colegios de Abogados y por los letrados en su diario accionar, somos permanentes críticos del funcionamiento del Poder Judicial y no dudamos en denunciar públicamente al Magistrado que no actúe correctamente, pero la inseguridad no es un problema cuya solución les corresponda. Hay otras estamentos del Estado, pertenecientes a los otros dos poderes, Ejecutivo y Legislativo, que no cumplen sus obligaciones pues no instrumentan las políticas necesarias para garantizar a la sociedad la seguridad de las personas y el goce pleno de todos sus derechos, evitando para el futuro, la creciente inseguridad sea esta una sensación o una realidad. Frente a tanta pasividad del Estado, frente a la inacción que genera la ausencia total de políticas de estado que nos aseguren el bienestar para nosotros y para nuestra posteridad, debemos promover las acciones y peticiones necesarias para resolver estos problemas. No estamos en condiciones de decir por dónde empezar, qué es lo más urgente. Pero sí sabemos que hay cosas que tienen que cambiar. Así, tenemos que imponerle a la Autoridad Provincial, con las acciones y peticiones que sea necesarias, a que cumpla con el deber ya asumido de instaurar la Policía Judicial para permitir que la actual se ocupe exclusivamente de la vigilancia y prevención. Porque el sistema penal está colapsado, tenemos que instar todas las vías para que se perfeccionen los mecanismos para evitar los conflictos, favoreciendo la mediación, la solución ágil y sencilla de las cuestiones menores, sacándolas de la órbita del Poder Judicial que deberá ocuparse únicamente de las causas más graves. Porque el sistema carcelario está colapsado, se deben promover todas las acciones judiciales y administrativas necesarias para que no le quede a las Autoridades Administrativas y Legislativas otra vía que destinar más recursos para la construcción y mejoramiento de las cárceles, de modo que ellas constituyan un ámbito donde los ciudadanos sean interesados en socializarse. Porque en el país casi la mitad de la población está por debajo de la línea de pobreza y gran parte de ese sector es indigente, debemos promover todas las acciones necesarias para que a las Autoridades Administrativas y Legislativas, tanto Nacionales, Provinciales como Municipales, no tengan otra alternativa que destinar los recursos suficientes para que en este país todo ciudadano tenga garantizados los recursos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas. Porque en el país, en esta provincia, en esta ciudad, gran parte de los niños en edad escolar no tienen regularmente clase, debemos promover todas las acciones necesarias para que las Autoridades Municipales y Provinciales no tengan otra alternativa que hacerse carne en el problema y brindar las garantías suficientes para que siempre, todos los días que debe haber clase, las haya. Porque en el país, la provincia y en esta ciudad hay muchos chicos abandonados en las calles que pasan hambre y no tienen lugar en las escuelas, debemos promover las acciones necesarias para que las autoridades nacionales, provinciales y municipales no tengan otra alternativa que ocuparse de todos los chicos de la sociedad. Cada uno debe asumir su responsabilidad, pero en el marco del Estado de Derecho y con estricta sujeción a las normas vigentes

Volver a Noticias


Sitio oficial del Colegio de Abogados y Procuradores de Bahía Blanca
Sarmiento N°54 - Tel:+54(0291)-4551750 - Bahía Blanca
e-mail: cabb@bvconline.com.ar
Sitio realizado por RP desing