Tribunal Arbitral del Colegio de Abogados de Bahía Blanca

 

Creación y Organización

Reglamento aprobado por el Consejo Directivo el 7 de julio de 1992. Con la reforma del 05/09/2007.

 

Artículo 1º) Créase en el Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Bahía Blanca, un Tribunal Arbitral para la prestación de un servicio de justicia alternativo, con arreglo a las disposiciones del presente ordenamiento y a las normas reglamentarias que sancionará su Consejo Directivo, que funcionará en la Sede del mismo o en el lugar que en el futuro se determine.

Artículo 2º) El Tribunal Arbitral que se crea por este acto, es de derecho y de instancia única con la excepción prevista en el Reglamento de procedimiento.

Artículo 3º) Formarán parte del Tribunal Arbitral los Abogados inscriptos en la matrícula del Colegio de Abogados de Bahía Blanca, que reúnan los requisitos establecidos en el presente ordenamiento y serán designados por el Consejo Directivo mediante resolución fundada.

Artículo 4º) No podrán ser árbitros los jueces y funcionarios del poder judicial ni los abogados que formen parte del Consejo Directivo del Colegio de Abogados.

Artículo 5º) El Tribunal Arbitral estará integrado por tres miembros y contará con un secretario letrado. Se elegirán además tres árbitros y un secretario suplentes. Durarán tres años en sus funciones y podrán ser reelectos. Resolverá por sorteo cual de los árbitros y en que orden intervendrán en cada causa.

Artículo 6º) El Tribunal Arbitral podrá ser dividido en Salas, en cuyo caso cada sala estará integrada por tres árbitros y un secretario letrado e igual número de suplentes.

Artículo 7º) Se elegirá un presidente del Tribunal siguiendo el orden rotativo de antigüedad en la matrícula, comenzando por el más antiguo y durará un año en la presidencia. Cada Sala elegirá su presidente siguiendo el mismo orden con excepción de la que corresponda al presidente del Tribunal quien también ejercerá ese cargo en la sala que integre.

Artículo 8º) En la designación de los árbitros integrantes de los tribunales y secretarios, titulares o suplentes, se tendrán en cuenta sus antecedentes, solvencia moral, su labor profesional, académica, docente y judicial . Para ser árbitro se requerirá una antigüedad mínima de diez años en el ejercicio de la profesión y para ser secretario, dos años.

Artículo 9º) Los árbitros y secretarios suplentes reemplazarán a los titulares en caso de vacancia, siguiendo el orden de antigüedad en la matrícula o cuando se produzcan ausencias que a criterio del Consejo Directivo, hagan aconsejable cubrir transitoriamente el cargo para asegurar la continuidad de la eficaz prestación del servicio.

Artículo 10º) Los miembros del Tribunal solo podrán ser removidos por el Consejo Directivo del Colegio Departamental. Son causas de remoción de los árbitros y secretarios, los siguientes:

a) incumplimiento o mal desempeño de sus funciones.

b) desorden de conducta en forma pública.

c) incapacidad judicialmente declarada.

d) violación de normas de incompatibilidad.

e) haber sido sancionado por cualquier tribunal de ética profesional con suspensión o exclusión del ejercicio de la profesión.

f) por haber sido condenado en sede penal por delito doloso.

Artículo 11º) El Colegio de Abogados a través de su Consejo Directivo podrá aplicar suspensiones preventivas. También aplicará sanciones disciplinarias consistentes en apercibimiento, multa o suspensión. En caso de infracciones que den lugar a sanciones disciplinarias, se asegurará el ejercicio del derecho a la legítima defensa.

Artículo 12º) El Colegio de Abogados de Bahía Blanca, percibirá ingresos de los usuarios para el sostenimiento del Tribunal Arbitral creado por este reglamento, los que deberá aportarse a la iniciación del juicio y, en su caso, al reconvenir, sin perjuicio que, en definitiva, esa carga la soporte la parte condenada en costas. Estos aportes constituirán verdaderas tasas de justicia arbitral y serán destinadas a cubrir todo o parte de los gastos que demande el servicio. En el caso contemplado en el art. 2º) inciso d) del Reglamento de Procedimientos, el actor podrá tributar la tasa de justicia arbitral una vez trabada la litis e intimado por el Tribunal a pagarla dentro del plazo de cinco días, bajo apercibimiento de tener por desistida la acción con costas.

Artículo 13º) Con el objeto establecido en el artículo anterior, el Colegio de Abogados de Bahía Blanca deberá formular anualmente un presupuesto especial de los gastos que demandará el funcionamiento del Tribunal Arbitral, incluyendo las retribuciones de los árbitros y secretarios y demás erogaciones y fijará la tasa de justicia arbitral, procurando que la carga no sea desproporcionada en relación con el costo del servicio de justicia que presta el Estado, a fin de no desalentar el acceso a la jurisdicción arbitral.

 

 

Artículo 14º) Los honorarios de los árbitros y secretarios consistirán en una retribución fija en función del número de causas que resuelvan, sin perjuicio de que mediando petición fundada, puedan establecerse por decisión del Consejo, remuneraciones especiales en casos de alta complejidad.

Artículo 15º) Hasta tanto se formule el presupuesto de gastos y recursos a que se refiere el artículo 13 se establece una tasa de justicia arbitral, que deberá tributarse en cualquier caso de juicio por sumas de dinero o valores económicos o en que se controviertan valores patrimoniales o incorporables al patrimonio, cuyo monto será: a) si los valores son determinados o determinables, el 2,5%, b) sin son indeterminados se abonará el monto mínimo que se fija en $ 150. En este último supuesto, si se efectuara determinación posterior que arrojara un importe mayor, se abonará la diferencia correspondiente. Cuando se reclamaren sumas de dinero, el porcentaje del 2,5% será calculado sobre el capital reclamado, su actualización si corresponde, intereses y demás accesorios que integren la petición, a la fecha de la presentación de la demanda arbitral.

En lo pertinente se aplicarán las pautas de estimación de valores establecidas en el Código Fiscal de la Provincia de Buenos Aires y disposiciones complementarias vigentes, referidas a las tasas retributivas de servicios administrativos y judiciales.

La Tasa de Justicia Arbitral podrá ser abonada en dos pagos, en la primera del cincuenta por ciento a la presentación de la demanda y el segundo en el plazo de cinco (5) días de celebrada la audiencia preliminar, bajo apercibimiento y el archivo de las actuaciones.  En caso de transacción total o parcial, el Tribunal podrá, a pedido de parte, eximir hasta el cincuenta por ciento (%50) el pago de la Tasa de Justicia"

 

Procedimiento

Reglamento aprobado por el Consejo Directivo el 7 de julio de 1992, con la reforma del 6 de mayo de 1997.

CAPÍTULO I

Tribunal Arbitral

Competencia. Medios de habilitar la jurisdicción arbitral. Sorteo. Recusación y excusación. Trámite de la recusación. Director del Procedimiento. Secretario.

CAPÍTULO II

Disposiciones generales

Asistencia letrada. Domicilios .Plazos. Notificaciones.

CAPÍTULO III

Procedimiento Arbitral

Procedimiento sumario. Demanda. Traslado de la demanda. Citación del demandado. Contestación de la demanda. Excepciones y traslado. Reconvención . Traslado de la reconvención y de los documentos. Hechos nuevos. Audiencia preliminar. Incomparecencia a la audiencia. Cuestión de puro derecho. Apertura a prueba. Autos para laudar. Laudo arbitral. Vencimiento del plazo para laudar. Notificación del laudo. Conclusión de la jurisdicción del Tribunal.

CAPÍTULO IV

Recursos

Nulidad. Reposición. Reconsideración.

CAPÍTULO V

Intervención de los Tribunales Estatales.

Casos.

CAPÍTULO VI

Normas supletorias.

CAPÍTULO I. Tribunal Arbitral.

Artículo 1º).Competencia. El Tribunal actuará como árbitro de derecho, en toda cuestión entre partes que sea sometida a su decisión antes o después de deducida en juicio, con las limitaciones que establece el artículo 775 del CPC.

Artículo 2º). Medios de habilitar la jurisdicción arbitral. El Tribunal Arbitral intervendrá cuando la cuestión haya sido sometida a su decisión por cualquiera de los siguientes medios:

a) Por convenio arbitral o cláusula compromisoria escrita que deberá expresar la voluntad inequívoca de las partes de someter la solución de todas las cuestiones litigiosas o algunas de estas cuestiones a la decisión del Tribunal. Se entenderá que el acuerdo se ha formalizado por escrito no solo cuando esté consignado en un único documento suscripto por las partes sino también cuando resulte de intercambio de cartas o de cualquier otro medio de comunicación que deje expresa constancia documental de la voluntad de las partes de someterse a arbitraje.

 

b)Por voluntad del testador que lo establezca para solucionar las diferencias que puedan surgir entre herederos o legatarios y que pudieran ser objeto de transacción.

c) Cuando las partes hayan diferido a un tercero la designación de árbitros y la designación haya recaído en el Colegio de Abogados.

d)Cuando sin estar convenida su jurisdicción se promoviere demanda y el demandado contestare la misma. Ante el simple rechazo de la instancia arbitral o el silencio, se ordenará el archivo de las actuaciones no generándose costas ni costos para las partes ni presunción alguna. En la cédula de notificación del traslado de la demanda, se transcribirá este artículo.

e)Cuando las partes no se pusieren de acuerdo en la designación de los árbitros y en virtud del procedimiento de los arts.780 y 781 del CPC el Juez designare al Tribunal Arbitral para entender en el conflicto.

Artículo 3º).Sorteo: Si el Tribunal estuviese dividido en salas, sometida la cuestión litigiosa a decisión del Tribunal Arbitral y promovida la demanda, el Consejo Directivo del Colegio de Abogados, a través de un miembro designado al efecto, practicará un sorteo en presencia de los secretarios de las Salas, cuyo resultado determinará en que Sala queda radicada.

Artículo 4º). Recusación y Excusación: Los árbitros y los secretarios deberán excusarse y podrán ser recusados por las mismas causas que los jueces. No podrán ser recusados sin causa.

Artículo 5º). Trámite de la recusación: La recusación deberá deducirse ante el Tribunal en la primera oportunidad en que las partes se presenten en las actuaciones. Si la causa fuese sobreviniente, sólo podrá hacerse valer dentro del quinto día de haber llegado a conocimiento del recusante. Si el recusado fuese un árbitro y no se abstuviera de intervenir conocerá de la recusación el Tribunal integrado por los restantes miembros y un árbitro designado por el consejo Directivo de la lista de suplentes. Si el recusado fuere el presidente, ocupará la presidencia a los fines de resolver la recusación el árbitro más antiguo. Si la recusación fuese admitida, seguirán entendiendo los integrantes que hubiesen resuelto la recusación. Si el recusado fuere el secretario, intervendrá el suplente hasta que se resuelva la recusación y si fuere admitida, continuará actuando hasta la finalización del proceso. Regirán en lo pertinente las normas de los arts. 785, 17 y siguientes del Código de Procedimientos en lo Civil y Comercial de la Provincia de Buenos Aires. En caso de excusación resolverá el Tribunal integrado en la misma forma.

Artículo 6º). Director del procedimiento: El Presidente del Tribunal, será el encargado de dirigir e impulsar el procedimiento y dictará por si solo las providencias de mero trámite. Contra su resolución solo cabe el recurso de reposición y el de reconsideración en subsidio que será resuelto por el Tribunal en pleno.

Artículo 7º). Secretario: El secretario será persona capaz y abogado. Hará fe de todas las actuaciones que llevan su firma.

CAPÍTULO II

Disposiciones generales

Artículo 8º).Asistencia letrada: No se admitirán escritos sin firma de letrado. Las partes deberán ser asistidas por letrados o representadas por abogados y/o procuradores con poder suficiente que los faculte para comprometer en árbitros y deberán estar inscriptos en la matrícula de alguno de los Colegios de la Provincia de Buenos Aires. Los procuradores también deben actuar con patrocinio letrado.

Artículo 9º).Domicilios: Las partes o sus apoderados deberán en la primera oportunidad en que se presenten en las actuaciones constituir domicilio procesal dentro de la ciudad asiento del Tribunal y denunciar el real. Si no se constituye domicilio procesal, se lo tendrá por constituído en la Sede del Tribunal. Si no se denuncia el domicilio real, se tendrá por tal el constituído.

Artículo 10º). Plazos. Todos los plazos se computarán por días hábiles y serán perentorios. El escrito no presentado dentro del horario del Tribunal del día en que venciere el plazo, solo podrá ser entregado válidamente en Secretaría el día hábil inmediato siguiente y dentro de las dos primeras horas del despacho.

Artículo 11º). Notificaciones: Las notificaciones en los procesos arbitrales se verificarán:

a) Por telegrama simple con aviso de entrega o colacionado, por carta documento o por cédula.

b) Por nota los días martes y viernes o el siguiente hábil si alguno de ellos fuere feriado.

c) Por el retiro del expediente.

d) Personalmente en el expediente.

En caso de notificar por cédula, la notificación se formulará en original y duplicado y se dejará constancia en este último del día y hora y lugar en que se practica la diligencia, con la firma del Secretario o de la Persona que el Presidente haya designado al efecto.

 

CAPÍTULO III

Procedimiento arbitral

Artículo 12º). Procedimiento sumario. Regirá en el trámite ante el Tribunal Arbitral el procedimiento sumario del Código Procesal Civil y Comercial de la Provincia de Buenos Aires salvo lo que expresamente esté establecido en el presente reglamento.

Artículo 13º). Demanda: La demanda será deducida por escrito y contendrá:

1º) El nombre y domicilio del demandante.

2º) El nombre y domicilio del demandado.

3º) La cosa demandada, designada con toda exactitud.

4º) Los hechos en que se funde explicados claramente.

5º) El derecho expuesto suscintamente, evitando reposiciones innecesarias.

6º) El ofrecimiento de la prueba y la agregación de la documental.

7º) La constancia de haber sido abonado el arancel.

8º) El instrumento, contrato, convenio o acuerdo que contenga la cláusula compromisoria o exteriorice la aceptación por todas las partes de la jurisdicción del Tribunal Arbitral y el compromiso arbitral si lo hubiere.

9º) La petición en términos claros y positivos.

Artículo 14º).Traslado de la demanda: Presentada la demanda en la forma prescripta el Tribunal dará traslado de ella al demandado para que comparezca y la conteste en el plazo de diez días.

Artículo 15º). Citación del demandado: La citación se hará en el domicilio real por medio de cédula que se entregará al demandado en el domicilio real juntamente con un juego de copias, excepto que se hubiere constituído domicilio especial en instrumento auténtico que sirve de base a la acción o en compromiso arbitral suscripto ante el Secretario del Tribunal, siendo en tal caso válida la notificación practicada en el mismo.

Artículo 16º).Contestación de la demanda. Excepciones y traslado: La contestación de la demanda deberá hacerse observando en lo pertinente lo dispuesto en el artículo 14. En la contestación de demanda opondrá el demandado todas las excepciones y deberá negar o reconocer categóricamente los hechos y puntos expuestos en la demanda, la autenticidad de los documentos acompañados que se le atribuyeren y la recepción de las cartas y telegramas a él dirigidos cuyas copias se acompañen. Su silencio, sus respuestas evasivas o la negativa meramente general podrán estimarse como reconocimiento de la verdad de los hechos pertinentes y lícitos a que se refieran. En cuanto a los documentos se los tendrá por reconocidos o recibidos según el caso. De las excepciones se correrá traslado al actos para que las conteste en el plazo de cinco días.

Artículo 17º). Reconvención: En el mismo escrito de contestación deberá el demandado deducir reconvención en la forma prescripta para la demanda si se creyere con derecho a proponerla. No haciéndolo entonces, no podrá deducirla después salvo su derecho para hacer valer su pretensión en otro juicio.

Artículo 18º). Traslado de la reconvención y de los documentos: Propuesta la reconvención o presentándose documentos por el demandado, se dará traslado al actor quien deberá responder dentro de diez días o cinco días, respectivamente, observando las normas establecidas para la contestación de la demanda.

Dentro del plazo de 5 días contados desde la notificación de la providencia que tiene por contestada la demanda o la reconvención, en su caso, el actor o reconviniente podrá ampliar su prueba con respecto a los nuevos hechos invocados por el demandado o reconvenido.

Artículo 19º). Hechos nuevos: Los hechos nuevos que tuvieren relación con la cuestión que se ventila podrán ser alegados hasta cinco días antes de la audiencia preliminar establecida en el artículo 20º. En tal caso se suspenderá la realización de la misma hasta la completa sustanciación del pedido, y se dará traslado por tres días a la otra parte para que conteste y alegue a su vez otros hechos en contraposición a los de la parte que los introdujo.

Artículo 20º).Audiencia preliminar: Contestada la demanda o la reconvención en su caso o decaídos los derechos, el Tribunal citará a las partes personalmente a una audiencia con la finalidad de intentar una conciliación. Impulsará la solución conciliatoria de modo activo. La proposición de fórmulas tentativas no importará prejuzgamiento ni impedirá al Tribunal dictar, en su caso, el laudo correspondiente. En caso de arribarse a una solución transaccional, se labrará un acta en la que se dejará constancia de los términos del acuerdo. El acuerdo homologado pondrá fin al litigio en forma definitiva, con fuerza de cosa juzgada, pudiendo ser ejecutada judicialmente.

Concluída la etapa de conciliación, si las partes no arribaren a un acuerdo:

1) Procederá el Tribunal a resolver sobre las excepciones opuestas.

2) Resolverá sobre la admisión de los hechos nuevos que se hayan alegado.

 

3) Presentarán las partes por escrito los puntos de compromiso que habrán de ser materia de laudo, discriminando concretamente los puntos controvertidos.

4) Establecerán las partes la multa que deberá hacer efectiva en favor de la parte contraria quien obstruyere el procedimiento. Si no se llegare a un acuerdo al respecto, el Tribunal fijará las cantidades pertinentes.

Artículo 21º).Incomparecencia a la audiencia: En caso de incomparecencia del demandante sin justa causa a la audiencia del artículo 20, el Tribunal lo tendrá por desistido de la demanda, aplicándosele las costas. La incomparecencia sin justa causa del demandado tendrá por efecto que los puntos de compromiso sean los que determine el demandante.

Artículo 22º).Cuestión de puro derecho: Las partes podrán acordar que el Tribunal laude sin recepción de pruebas y en tal caso la cuestión se declarará de puro derecho.

Artículo 23º).Apertura a prueba: Celebrada la audiencia del artículo 20 y existiendo hechos controvertidos y no siendo el caso del artículo 22, el Tribunal fijará los hechos litigiosos si las partes no lo hubieren hecho de común acuerdo mediante escrito, según lo establece el artículo 20 inciso 3 y abrirá la causa a prueba. Examinará la prueba ofrecida y desechará la manifiestamente improcedente, superflua o meramente dilatoria.

Artículo 24º). Autos para laudar: Declarada la cuestión de puro derecho o producida la prueba, previa certificación del secretario, el Tribunal dictará el llamamiento de autos para laudar.

Artículo 25º). Laudo arbitral. El Tribunal dispondrá de quince días para laudar,pronunciará su fallo sobre todas las cuestiones sometidas a su decisión y deberá ser fundado en derecho. Se emitirá por mayoría de votos de los integrantes del Tribunal, pudiendo dejarse constancia de los fundamentos de las disidencias. Si no puediese formarse mayoría porque las opiniones y votos contuviesen soluciones inconciliables en la totalidad o en parte de los puntos comprometidos, el Consejo Directivo del Colegio de Abogados a pedido del Tribunal, en el plazo de tres días, designará un nuevo árbitro de la lista de suplentes para que dirima sobre la cuestión divergente y se pronunciará en el plazo de quince días. El decisorio deberá contener la condena, la imposición de costas y la regulación de honorarios.

Artículo 26º). Vencimiento del plazo para laudar: Vencido el plazo para laudar, sin que el Tribunal se haya expedido, cualquiera de las partes podrá dirigirse al Consejo Directivo del Colegio de Abogados para informarle de la situación, en cuyo caso podrá disponer una ampliación del plazo si la demora fuere justificada, o en caso contrario disponer la remoción de árbitros y la pérdida de sus honorarios, sin perjuicio de las partes de reclamarles daños y perjuicios.

Artículo 27º). Notificación del lado: El laudo se notificará por cédula, adjuntando copia certificada por Secretaría de la sentencia.

Artículo 28º). Conclusión de la Jurisdicción del Tribunal: Una vez pronunciado y notificado el laudo, concluye la jurisdicción del Tribunal.  No obstante, podrá:

a) Dentro de los tres días hábiles de pronunciado su laudo, formular aclaraciones o correccional al mismo sin alterar su sustancia.  Las partes dentro del mismo término a contar de la notificación podrán pedir aclaración tendiente a subsanar cualquier error material o de cálculo, aclarar  conceptos oscuros, como así suplir cualquier omisión en que se hubiese incurrido sobre alguna o algunas de las cuestiones planteadas y discutidas en el juicio arbitral.

b) Determinar las sumas líquidas que establezca el laudo a cargo de la parte vencida.

c) Aplicar las multas previstas en el laudo para casos de incumplimiento u obstruccionismo y la aprobación de liquidaciones que permitan su cobro judicial.

d) A pedido de parte, disponer medidas precautorias, y para su cumplimiento requerir a los Jueces de Primera Instancia en lo Civil y Comercial el auxilio de su jurisdicción"

e) Disponer la entrega de testimonios.

f) Conceder recurso de apelación si las partes lo hubiesen pactado expresamente.

Capítulo IV Recursos

Artículo 29º). Nulidad: Fuera del pedido de aclaración contra el laudo arbitral no se admitirá recurso alguno a excepción del de nulidad, fundado en falta esencial del procedimiento, en haber fallado los árbitros fuera del plazo o sobre puntos no comprometidos ni incluídos de conformidad a lo dispuesto en el artículo 26. El recurso se interpondrá ante los mismos árbitros en el plazo de cinco días, deberá estar fundado y su conocimiento corresponderá al Tribunal Superior al juez que habría sido competente si la cuestión no se hubiere sometido a árbitros. Se resolverá sin substanciación alguna con la sola vista del expediente. También se concederán en su caso los recursos extraordinarios previstos en la Constitución provincial y en el Código procesal para ante la Suprema Corte de Justicia.

Artículo 30º). Reposición: Regirá en lo pertinente lo dispuesto en el libro I título IV Capítulo IV Sección 1a.) del CPC. sobre el recurso de reposición. La resolución hará ejecutoria a menos que el recurso fuese acompañado por el de reconsideración subsidiaria.

 

Artículo 31º). Reconsideración: El recurso de reconsideración será admisible únicamente contra las resoluciones interlocutorias dictadas por el juez del trámite que causen un gravamen que no pueda ser reparado por el laudo definitivo, en los supuestos en que de acuerdo al art. 494 del CPC.  correspondería la apelación. Se lo interpondrá dentro de cinco días mediante escrito fundado del que se correrá traslado a la otra parte por igual plazo. El Tribunal en pleno deberá resolverlo, sin otro trámite, dentro de los cinco días.

Capítulo V Intervención de los tribunales estatales

Artículo 32º). Casos: Se requerirá la intervención de los jueces de primera instancia en lo Civil y Comercial:

a) Para la ejecución de las medidas cautelares decretadas por el Tribunal.

b) Para el cumplimiento de las medidas compulsivas.

c) Para la producción de medidas probatorias, cuando fueren requeridas.

d) Para la ejecución de sentencia.

Capítulo VI Normas supletorias

Artículo 33º). Se aplicarán supletoriamente los artículos 774 a 803 del CPC. y, en su defecto, las demás disposiciones de dicho ordenamiento, en cuanto no se opongan a la naturaleza del juicio arbitral.‑